Compartimos las respuestas de Andrés Rodríguez sobre dichos de Hugo Godoy, titular de ATE

Compartimos la declaración de nuestro Secretario General, Andrés Rodríguez, en respuesta a Hugo Godoy, a partir de la nota publicada el 21/7/2019 en Letra P.

Nuestro Secretario General, Cro. Andrés Rodríguez, declara:

“En un reciente reportaje periodístico, Hugo Godoy realizó una serie de declaraciones respecto a la Unión del Personal Civil de la Nación e incluso sobre la CGT, sobre las cuales me veo obligado a responder.

En primer lugar, expresó que “UPCN convalidó despidos en el Estado mientras que ATE se opuso desde un primer momento a Macri”.
La UPCN no se opone “desde el primer momento” a ningún gobierno democrático, o sea, elegido por el voto popular, y por ende actúa de acuerdo a las políticas que ese gobierno implementa hacia los trabajadores y trabajadoras del Estado y hacia el país en el marco de la CGT. Desde ese lugar, encabezamos los conflictos por los despidos de compañeros y compañeras en el Ministerio de Seguridad o de Cultura a comienzos del año 2016, lo mismo que en otras reparticiones tales como Hacienda, ENACOM, Educación y otros tantos organismos, logrando en todos estos casos la reincorporación de cientos de compañeros y compañeras. Y lo hicimos en cada uno de los lugares de trabajo, siendo esta la verdadera diferencia que tenemos con ellos, mientras nosotros utilizamos el conflicto y el diálogo directo, otras organizaciones privilegian la instalación mediática de los mismos. El resultado fue, que mientras nosotros logramos evitar el despido de muchísimos afiliados y afiliadas e inclusive de trabajadores y trabajadoras que no lo estaban, otras organizaciones solo pueden exhibir recortes de prensa.

En otro pasaje del reportaje acusa a UPCN de haber acordado “un convenio trucho para los 2500 funcionarios que puso Macri”.
Esta es otra demostración de la profunda ignorancia de algunos dirigentes sobre los instrumentos sindicales históricos. Nuestra organización no firmó ningún “convenio trucho”, lo que hizo fue acordar una modificación al Convenio Colectivo de la APN, del cual ATE es parte, extendiendo a la totalidad de los organismos comprendidos, la figura de lo que ahora se da en llamar Alta Gerencia Pública. Esta figura, antes conocida como cargos con funciones ejecutivas (nacidas en el SiNaPa en 1993 el cual ATE rechazó, para luego incorporarse a ese sistema sin modificarle una coma), fue el que luego se trasladó en el año 2008 al Sistema Nacional de Empleo Público (SiNEP), creado por el Convenio Colectivo firmado ese año (también suscripto por ATE), con la diferencia que sólo se reducía a la Administración Central y ahora se extiende a todos los organismos incluídos en el Convenio Colectivo General. 
Por otra parte, la afirmación de que “es para los funcionarios de Macri”, es algo absolutamente falso, ya que el acceso a este régimen se realiza mediante un concurso público, por lo tanto, ninguno de los que hoy ocupen puestos de dirección o similares, salvo que en el futuro y cuando se elabore el nomenclador de cargo y se llame a concurso lo ganen, va a estar comprendido en él. Además es necesario recordar que la escala salarial rige a partir del 1 de enero y para ese momento ya habrá asumido un nuevo gobierno.

También reclama el Sr. Godoy “una compulsa de afiliados, para demostrar que es quien tiene más afiliados y los gobiernos la niegan”.
Aquí vemos otra falsedad monumental, ya que se hizo una compulsa en los años 90 y el resultado dio que el 72% de los trabajadores y trabajadoras estatales sindicalizados estaban en UPCN y el 28% en ATE, antes de la negociación del nuevo Convenio Colectivo General, en el año 2005 pidieron una nueva compulsa y luego desistieron de la misma ya que los primeros resultados indicaron que se mantenían estas proporciones.
A partir de allí, nunca pidieron formalmente como corresponde, al Estado empleador ninguna nueva compulsa, por lo cual esta afirmación evidentemente es “para la tribuna”, ya que me permito recordar que esa compulsa debe hacerse respecto a trabajadores y trabajadoras en relación de dependencia del Estado Nacional, comprendidos en el Convenio Colectivo General aprobado por el Decreto 214/06 y en base a las planillas mecanizadas de descuento de haberes por aportes sindicales, que el Estado practica mensualmente.
Por lo tanto, el procedimiento es muy sencillo, sólo tienen que pedirlo, formalmente como corresponde y nosotros no tendremos ningún problema en que se haga.

Por último, destaca en una de sus declaraciones más temerarias que “la CGT es una institución caduca”.
Esto nos resulta muy divertido, ya que desde hace décadas estos sectores vienen haciendo este tipo de afirmaciones, pero sin embargo a la hora de la verdad declaran paros y convocan a marchas sin que a ningún gobierno se le mueva un pelo ni se note la medida en los lugares de trabajo. En cambio cuando la CGT declara un paro o convoca a una marcha, basta con observar el poder de convocatoria, la contundencia de su medida de fuerza, la masividad en las movilizaciones y el volumen de los sindicatos que conforman la central obrera parando al país entero. A ellos no les queda otra alternativa que correr a colgarse como furgón de cola. Yo creo que lo único que realmente se encuentra caduco es el sindicalismo combativo para los diarios, sin anclaje real en la clase trabajadora, que apenas sí reúne a una decena de gremios, sin poder social ni político real y que no solo están divididos en varios grupos y facciones, sino que terminan cada elección entre denuncias de fraudes, pedidos de nulidad a la Secretaría de Trabajo y hasta en su posterior judicialización para hacerse del cargo.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *