Se presento «Mano a Mano con Dios» a beneficio Hogar Betel

El miércoles 9 de septiembre, en el marco de los festejos del “Día Internacional del Actor” y como parte de las acciones que UPCN Congreso/AGN/DPN/DPSCA lleva adelante por los chicos y madres que viven en situación de violencia que se hospedan en el Hogar Betel de Castelar, se presentó en el Senado la obra de teatro “Mano a mano con Dios”, escrita y dirigida por el compañero Pablo Roig. En esta ocasión, la entrada consistió en un alimento no perecedero y / o pañales descartables.

Un salón Belgrano (Ex Caja de Ahorro) a pleno fue el marco para que se luzcan los actores Matías Guerrieri (afiliado al gremio), Marcelo Marone, Brenda Pisanu, Agustina Barrasa y Lailén Alvarez.

Con creatividad y profesionalismo, quedó demostrado que con simpleza y los recursos mínimos se puede hacer buen teatro, mantener al público pendiente de cada paso de un drama que desafía la imaginación de los espectadores, los involucra desde los más diversos puntos de vista en lo que es la vida misma y los sitúa en un final abierto mano a mano con Dios.

Las palabras de bienvenida fueron del Secretario General de UPCN Congreso/AGN/DPN/DPSCA, Martín Roig. Dijo: “Los más importante es la cuestión de fondo, la ayuda que cada uno de ustedes acercó para el Hogar Betel. Cada alimento o paquete de pañal que trajeron es un aporte que significa mucho”. Y añadió: “Para nosotros lograr este aporte para los chicos que más lo necesitan es una gran satisfacción, un orgullo enorme, nos llena el corazón”.

Roig enfatizó: “Tenemos que agradecer cada gesto de ustedes, hoy y siempre, porque los compañeros legislativos siempre están cuando le pedimos colaboración para diferentes causas. Por eso, reitero una y mil veces: Gracias”.

Al finalizar la obra, el director, Pablo Roig, agradeció al elenco por brindarse a dar una función a beneficio del Hogar Betel y se refirió a su pieza teatral. Al respecto señaló: “La obra no trata de bajar línea religiosa, ni política, sino que tratamos de hablar de gente con buenos valores, que es lo que nos importa. Como dice Dios en la obra: van a ser juzgados por sus buenas intenciones”. Y, en tono de broma, pidió a los asistentes que “si les gustó la obra, recomiéndela a los amigos, y si no les gustó, recomiéndela a los enemigos”.

El cierre del ciclo estuvo a cargo del actor y director Marcelo Cosentino, quien se refirió a la tarea, al rol del actor. Al respecto dijo: “Hay una definición de Shakespeare que dice que la función del actor es sostenerle el espejo a la sociedad. Y creo que es clara la definición. Aunque también considero que otro rol importante es entretener”.

Cosentino también subrayó que “la tarea del actor es lograr que la gente se identifique, que sientan que están contando alguna parte de su vida. Además, es echar luz sobre qué es lo que escondemos, qué es lo que no muestran”.

El actor y director resaltó que “los actores tienen esa función de hacer que quien está viendo sienta que no está solo, porque todos sentimos que no terminamos de encajar en la sociedad, que somos raros. Y la verdad es que no hay parámetros de normalidad”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *